InicioPatata

Patata

 

Guía para cultivar Patata en mi huerto urbano

La patata se ha convertido en una de las bases de la alimentación actual.

Época de siembra Enero – marzoAgosto – Septiembre
Marco de cultivo 30 – 40 cm x 50 – 70 cm
Profundidad siembra 7 – 8 cm
Exposición solar Pleno sol
Riego Regular
Recolección 3 meses

TierraPreparar la tierra y el abonado

A las patatas les gustan las tierras francas, ricas en humus, mullidas, bien cavadas y abonadas. Los tubérculos de las patatas cumplen la función de reservorios de nutrientes por lo que, para que engrosen y alcancen grandes tamaños, conviene estercolar bien la tierra con compost bien descompuesto. Si enterramos hojas de albahaca o saúco (frescas o secas) en la tierra de cultivo podemos incrementar notablemente el tamaño de las patatas y los kilos de cosecha.

SiembraSiembra

La técnica de la siembra más habitual es cortar las patatas en varios trozos, todos ellos con yemas o brotes de germinación. Sembrar a unos 7 – 8 cm de profundidad y 30 – 40 cm entre unas y otras.

MantenimientoMantenimiento

Cubriremos la tierra con una capa de 4 cm de paja. Los brotes de las patateras atravesarán fácilmente las capas de compost y paja y se irán desarrollando y engrosando los tubérculos casi a nivel de la tierra. Necesita tener la tierra húmeda, pero un exceso reduce el porcentaje de fécula y favorece el desarrollo de enfermedades. En zonas o épocas húmedas podemos tener problemas de mildiu, por lo que conviene alternar tratamientos de decocción de cola de caballo con aplicaciones de dilución de suero de leche o yogourt. Esporádicamente podemos tener problemas con el escarabajo de la patata, que podemos controlar manualmente.

RecolecciónRecolección

Realizaremos la cosecha de patatas en cuanto observemos que empiezan a marchitarse y secarse las matas de patatera. Para conocer el momento ideal de completa formación y engrose de las patatas, podemos desenterrar alguna y frotar la piel con los dedos, si salta fácilmente, aún le quedan algunos días para acabar de desarrollarse. También podemos cosechar alguna como patatas nuevas para consumo inmediato, ya que no se conservarán bien. La recolección de patatas para larga conservación es mejor realizarla en fase de Luna llena. La cosecha conviene hacerla en tiempo seco y dejar las patatas unas horas al aire libre para que se sequen.